S duerme

Hay veces que sientes que se te parte el alma.

Cuando confirmas que ciertamente es sólo una amenaza,  entonces pides que nunca tengas que pasar por ello.

Eres madre (no dudo que esto también aplica a los padres, pero yo soy madre, no padre) y tranquilamente estás viendo cómo tus hijos crecen. Se ríen, lloran, se caen, se levantan, juegan, aprenden, se enfadan y todas las cosas que hacemos los hijos (vaya por delante que no hemos entrado en edades complicadas, o eso me creo) y tú al mismo tiempo ríes, lloras, te caes, a duras penas te levantas, juegas, aprendes y te enfadas. Todas las cosas que hacemos las madres y no necesariamente de forma síncrona a los niños.

Pero a veces a tu hijo le pasa algo, algo tan “tonto” como que le ataque un virus “tonto”. Voy a obviar el “ratito” hasta que sabemos que es un virus tonto.

Y aunque te lo cuenten así, y lo entiendas, y tengas la tranquilidad de tener a Un fonendo en Villamócos cerca (que no sabes lo bueno que es eso), cuando ves a tu hijo enfadado de dolor, triste, sin ganas de nada y sin consuelo, se te rompe el alma, aunque el virus sea tonto. Da igual que me lo expliques cien veces.

Pero sabes que es una amenaza, que pronto todo volverá a la normalidad. Si ocurriera de verdad…es algo que mejor no pensamos.

Varias veces he pasado por la amenaza, la primera para estrenar maternidad. Que ahora parece que no fue nada, pero…Me siento en la obligación de aclarar que no estoy hablando de dos días de fiebre, tos y mocos, que pudiendo estar más que contenta de que sólo han sido sustos, desde luego subo la media.

De alguno de esos días, es la imagen de hoy. Ahora la miro y concentra todo lo que sentí y siento en estas situaciones. Lo vulnerables que parecen y lo fuertes que son. Otra imagen de ternura (como la de la entrada anterior).

Y esto ha sido el comienzo de toda una serie de retratos en acuarela, todos de niños y para mí todos especiales.

Un pensamiento en \"S duerme\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *